Artículos Vlogger de FLOS MARIAE

200- La Verdad

 

Vlog 200 – La Verdad

 Las verdades son verdades siempre, no sólo para unos cuantos, ni durante una temporada más larga o más corta. La verdad no tiene ni puede tener, variantes que la contradigan; la verdad es únicamente una sola, y no se adapta libremente a cada ser humano, aunque todos son libres de aceptar vivir la verdad o no.

¿Cómo saber qué es la verdad en este siglo donde todo cambia constantemente, en un mundo que avanza sin moral ni ética?

Amigo, es muy sencillo; la Verdad, en mayúscula, sólo es una, es Cristo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Dios ya lo dijo bien claro, para que no tuvieras dudas, y no sólo lo dijo con palabras, sino que lo demostró con los hechos; El Verbo, la Palabra, Jesús, Dios Hijo, dio cumplimiento fiel a las Escrituras.

Muy bien, ¿y ahora qué?, puedes preguntarte. Lógicamente, si quieres saber quién es Jesús, y qué hizo, debes leerte la Sagrada Biblia, que es donde está narrada su historia, por quienes realmente le conocieron y le trataron. ¡Amigo, lee la Biblia, conoce a Jesús y la historia de la salvación!, y así podrás caminar viviendo la Verdad, siendo católico.

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

201- “Toc toc”

 

Vlog 201 – “Toc toc”

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del Grupo Musical Flos Mariae, y hoy quiero darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “Toc toc”.

Amigo, no vivas deprimido, amargado, ensombrecido por la tristeza; no te encierres en el egoísmo ni en la soledad que ofrece el mundo, porque hay quien de verdad te ama… Escucha… ¿No le oyes? Evade el ruido y presta atención, guarda silencio… “Toc toc”… ¿Le oyes? Están tocando a tu corazón. “Toc toc”… Jesús está llamando. ¿Le vas a abrir?

Dios te ama tanto, que no sólo murió por ti, sino que además viene personalmente a buscarte. “Toc toc”… ¿Por qué tienes miedo? Mira por la mirilla, es Jesús quien sigue al pie de tu corazón, llamando; quiere entrar para llenarte de amor y paz, pero no puede si tú no le abres, porque eres libre, y sólo podrás vivir su amor, si libremente le abres la puerta.

“Toc toc”, “toc toc”… Ábrele, abre tu corazón al Amor, ¡a Dios! Dile sí, abre la puerta y déjale entrar; acepta a Cristo en tu vida. Dios te ama de verdad, como nadie podrá amarte jamás. ¡Abre tu corazón a la felicidad!

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

1 19 20 21