Artículos Vlogger de FLOS MARIAE

Índice

1- Buenos días

 

Vlog 1 – Buenos días

  Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del grupo musical Flos Mariae, y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “Buenos días”.

Amigo, tú necesitas afecto; ¡sí, tú!, al igual que todo el mundo.

Puede que no te hayas parado nunca a pensarlo, pero hasta el ser humano más fuerte, valiente, sabio o independiente, necesita, espera, anhela recibir afecto; porque las personas son sociables, y por eso mismo, las personas más felices son aquellas que sienten, dan y reciben afecto. ¿Y sabes qué? Yo quiero, deseo que seas feliz, por eso estoy haciendo este videovlog; porque la felicidad es posible y está al alcance de tu mano.

Sí, ¡claro que sí!, depende de ti y tu voluntad, a pesar de las situaciones o circunstancias que estés viviendo.

¿Quieres salvar o establecer por primera vez una buena y afectiva relación familiar?

Si tu caso es como el de tantos jóvenes, que sólo coinciden con sus padres pocos minutos al día, y ni siquiera hablan, te digo que puedes cambiar tu relación con ellos. Es probable que al principio te resulte difícil empezar a comunicarte por la falta de costumbre, pero tranquilo; si tienes persistencia, el tiempo estará a tu favor, porque ninguna buena relación nace de la noche a la mañana.

Así que ahí van unos tips; por la mañana, cuando te levantes, cuando veas a tus padres, dales un beso y salúdales con un “buenos días”. ¡Perfecto!, ¡eso es suficiente para empezar!, porque vale más un gesto que mil palabras.

Haz lo mismo por la noche. Antes de acostarte, despídete de ellos con un beso y un “buenas noches”.

No olvides hacer exactamente lo mismo con tu Madre del cielo, la Virgen María, y el Niño Jesús; dales un beso y un saludo por la mañana y por la noche; y si quieres, repites.

Haz esto y verás como tus días, tu vida… comienza a cambiar.

Debes interesarte por tu familia, por los que te rodean: padres, hermanos, abuelos… Y ese afecto que das y darás, tarde o temprano, va a ser correspondido, y va a cambiar tu visión de la vida, porque tú vives para ser feliz y hacer felices a los que te rodean.

Amigo mío, gracias, ¡y muy buenos días!

Siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

2- Blanco y negro

 

Vlog 2 – Blanco y negro

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del grupo musical Flos Mariae, y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “Blanco y negro”.

Antes de empezar, quiero aclarar que no tengo absolutamente nada contra ninguno de los colores mencionados; los uso como términos comparativos, para facilitar la comprensión del tema del que ahora voy a hablar.

Blanco y negro, dos colores con un contraste de por medio, totalmente extremista. Y sin embargo, existen en el mismo mundo. Cuando oímos hablar de ellos, sabemos a qué tono se refieren… no suponemos, ni nos imaginamos “matices” de estos colores, ¿verdad? Porque el blanco es blanco y el negro es negro; sino, dejan inmediatamente de serlo, y pasan a ser marfil o cualquier color oscuro.

Blanco y negro… lo mismo sucede con la bondad y maldad. Son los términos reales con los que se clasifican las personas mientras viven aquí en la tierra.

¿Pero… y si el blanco no es blanco puro? Pues que simplemente ya no es blanco, y pasa a ser marfil, beige u otro tono de la escala de colores, sin formar parte del primer adjetivo: blanco; porque éste, sólo se califica por la tonalidad fiel a su nombre y reglas.

¿Te parece extremista? Puede, pero es la pura realidad. En la vida solo hay dos bandos: el de los buenos y el de los malos: blanco contra negro; y tú, yo… ¡y todos!, sólo pertenecemos a uno de estos dos equipos.

No hay ninguno más… ninguno. No existen grupos como: los “semi blancos”, los “semi negros”, o “depende de con que ojos lo mires”, muy a pesar de lo que quieran creer algunos.

Tengo que serte franca, así que te diré que aunque no quieras, perteneces a uno, sólo a uno de estos dos equipos; no porque hayas firmado ningún documento, o porque lo hayan podido hacer otros por ti; sino por lo que firmas a lo largo de tu vida con tus obras, pensamientos y palabras. O sea, que tu conducta revela tu verdadera identidad.

Muchos lo que hacen es excusarse, procurando así calmar su conciencia, declarando cosas como…

—”Yo no hago daño a nadie, yo sólo vivo y dejo vivir”.

—”Quizás no soy un santo, pero no mato ni robo a nadie”.

—”El bien y el mal no existen, eso son ‘cuentos’ para niños”.

Puedes no estar seguro de muchas cosas, pero de lo que si puedes estar seguro es de que una conciencia bien limpia y en paz con Dios, vale más, mucho más, que todos los placeres desordenados que pueda permitirse nadie en la vida terrestre; porque una vez ese alguien esté muerto (seamos realistas, nadie vive en la tierra para siempre), cuando no disponga de un cuerpo con el que hacer las locuras que hacía antes, ni con el que entregarse a las pasiones desordenadas… ¿piensas que estará orgulloso de haber decidido libremente malvivir a su manera, un puñado de años, para terminar ardiendo eternamente en el infierno?

Por supuesto que eres libre de elegir, ¡y eso es lo bueno!, que por ser libre, tú decides hacer el bien o el mal; así que es tu libertad junto a tus hechos, quien, al traspasar el umbral de la muerte, te sentencia al Cielo o al Infierno; siendo Jesús, Dios, únicamente un juez.

A ver, quiero preguntarte… ¿Qué puede perder “alguien” siendo siempre bueno? ¿El placer sexual desordenado? ¿El creerse mejor que los demás por saltarse normas y reglas? Sólo el infierno eterno, y los placeres carnales, ilícitos y egoístas, que le condenan para siempre. ¿Crees verdaderamente que vale la pena vivir haciendo el mal, para que cuando una persona muera, termine en el infierno eterno?

Te aconsejo que uses correctamente de tu libertad, porque eso sólo puedes decidirlo tú mismo. Plantéatelo con la cabeza bien fría, y no dejándote llevar por las pasiones, emociones o placeres momentáneos.

Blanco y negro, bueno o malo; ¿qué quieres ser tú?

Amigo, gracias.

Siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

3- Adiós al gris

 

Vlog 3 – Adiós al gris

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del Grupo Musical Flos Mariae, y hoy quiero darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “Adiós al gris”.

Depende, depende, ¡depende! Para algunos todo depende de con que ojos lo mires. Bueno, ojos, o ángulo… Todo es subjetivo, no es ni blanco, ni negro, sino… gris.

Hay quienes viven sumergidos en el relativismo, bien sea por conveniencia u otras razones, como la falta de formación e información.

¿Qué pasaría si realmente todo fuera relativo, como creen algunos?

—Buenas noches Carmen.

—Querrás decir buenos días.

—¿Días? Pero si son más de las nueve y está todo oscuro. ¿No ves las estrellas?

—Pues será noches para ti, porque yo acabo de levantarme hace sólo cinco minutos.

Ese es sólo un mero ejemplo…

—¡Sandra, Sandra! ¿Sabes que le han robado el bolso a Sofía?

—¿¡Qué!?

—Que sí, un hombre se lo ha robado.

—No será para tanto; lo habrá tomado prestado por algún tiempo.

A ver, el día no amanece según cuando alguien se levanta, ni anochece cuando alguien se acuesta… Y  si alguien se apropia de algo ajeno contra la voluntad de su dueño, eso es un robo. Las cosas claras, porque sino prescindamos de los diccionarios y del habla.

Muchos usan el relativismo para evadirse de la realidad y excusarse de usar mal de su libertad; y claro, es mucho más cómodo hablar, que cambiar y tener una buena conducta.

Si conoces a un buen abogado, significa que es bueno en leyes, en su trabajo; pero eso no implica que también sea: un buen padre, un esposo fiel, un hijo bondadoso… Por favor, no confundamos las cosas. El problema es que muchos quieren generalizar.

Por ejemplo, si ahora alguien dijera: “Las viudas que enviudan con menos edad, maduran antes que las que enviudan de mayores”. Aquí, si no se mencionara que eso ocurre con la mayoría de las viudas, estarían generalizando brutalmente al afirmar algo que no es cierto, porque no “todas las viudas más jóvenes maduran antes que las mayores” por regla de tres; porque incluso hay viudas que nunca maduran.

O sea; no porque no se pueda generalizar a rasgos simples y gruesos significa que no haya verdades con validez universal, tal como defiende erróneamente el relativismo; porque si que las hay. Lo que sucede es que el ser humano puede razonar, y es totalmente libre de opinar. Pero opinar no va unido con tener razón, por más elocuencia que tenga cierta persona. Porque una opinión no puede cambiar una verdad, por muy innovadora que ésta sea.

¿A caso lo que busca el relativismo es que nadie quede descontento? ¿Es el juego de “todo el mundo tiene razón por el poder de la mente de cada individuo”? Porque eso es lo que parece…

¿Quieres un consejo? ¡Despídete del gris!

Amigo, gracias.

Siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

4- ¡Shhh!

 

Vlog 4 – ¡Shhh!

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del grupo musical Flos Mariae. Y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “¡Shhh!”

¡Shhhhhhhh!… No tienes que decir todo lo que piensas, pero sí tienes que pensar todo lo que dices.

Hay quienes sólo quieren ser el centro de atención, y quienes sólo esperan que los demás le tengan en cuenta; y por eso hablan y hablan de todo y cualquier cosa que se les ocurra, aunque sea la primera tontería que se les pase por la cabeza.

No es bueno hablar por hablar; es preferible respetar el silencio y meditar.

Muchos errores se cometen precisamente por eso, porque se habla mucho, y se piensa poco, o incluso nada.

Todo el mundo necesita de su propio espacio, pero nunca más del físico que del espiritual. Muchos se contentan con tener un rincón y objetos materiales para ellos solos, y sin embargo, ni siquiera se preocupan de encontrarse a sí mismos; su cabeza está demasiado ocupada en la televisión, las canciones o música, las redes sociales, en consumir y gastar.

Tantos se preocupan de realizarse tanto laboral como socialmente, y ni siquiera son capaces de dedicarse unos minutos al día a sí mismos; aquí no me refiero a los hobbies, sino a la integridad de uno mismo. Algunos, ni siquiera se plantean qué les gusta realmente o qué quieren en la vida; y como pelotas de ping pong, se dejan llevar por la moda, como la gran mayoría de personas. O sea, que ni siquiera viven su vida. Si está de moda viajar a equis lugar, viajan a equis lugar, aunque ni siquiera les guste viajar; no sea que la gente de a su alrededor les vea como unos “bichos raros”.

Lo más importante no es lo que piensen los demás, al fin y al cabo nunca todos se ponen de acuerdo; no puedes tener contento a todo el mundo. Así que lo más importante es uno mismo. Eso todo el mundo debería tenerlo presente y muy claro.

¿Y cómo puede saber uno que le importa verdaderamente, o que tiene prioridad en su vida, si no piensa ni medita?  

Date tiempo, ese tiempo que te mereces y necesitas para crecer y madurar como persona. No es cuestión de encerrarse en la habitación durante una hora y obligarse a pensar. Cualquier minuto del día es bueno para pensar… y muchas veces se piensa después de haber escuchado una conversación, o haber visto o hecho algo.

Piensa todo lo que dices y no digas todo lo que piensas. Obedece a tu voluntad, y realízate enteramente como persona. Y verás como así eres más feliz.

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

5- ¡Dios te ama!

 

Vlog 5 – ¡Dios te ama!

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del Grupo Musical Flos Mariae. Y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “¡Dios te ama!”

¿Cómo sé que Dios te ama? ¿Cómo puedo afirmar que Dios te ama? Porque si yo ya siento un gran cariño por ti, ¿cómo no va a amarte Dios? Estoy convencida de que Dios te ama, ¡estoy segura de que Dios te ama!

—¿Cómo puedes estar segura de esto?

Ya te lo he dicho, porque yo también te quiero mucho, seas quien seas, hayas hecho lo que hayas hecho. Yo pienso que puedo quererte porque eres una persona como yo, con defectos y virtudes, y sé que por recibir los sacramentos, por Dios, con la ayuda de Dios, tú como yo, podemos ser mejores. Esto es la vida; luchar para ser mejores, para dar lo mejor de nosotros a quien sea. ¿Y por qué podemos hacer esto? Porque Dios te ama, Dios nos ama con verdadero amor. De verdad, créetelo amigo, porque no te engaño; hay pruebas en la historia y en la Sagrada Biblia del gran amor con que Dios ama, ¡te ama!, ¡nos ama!

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

6- ¡Ayuda a los demás!

 

Vlog 6 – ¡Ayuda a los demás!

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del Grupo Musical Flos Mariae. Y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “¡Ayuda a los demás!”

Tantos sufren por A o por B, y necesitan tu ayuda. ¿Cómo puedes ayudarles? Te lo digo, te lo diré: dándoles paz con tu manera de hablar, comprendiendo que todos los buenos son pecadores; los malos también. Lo que ocurre con los malos es que son corruptos; no les importa pecar y quieren seguir pecando. En cambio todos los demás, los pecadores, sufren, sufren tanto por sus errores o errores de los demás; esas desgracias que la vida, que la naturaleza, devuelve al mal por mal. Ayudarles es no dar mal a nadie. Es comprender que todos somos pecadores y luchar con todas nuestras fuerzas y voluntad para dar siempre el bien, cueste lo que cueste; porque sólo el bien es lo que Dios quiere de cada uno de nosotros.

—¿Y se puede hacer el bien?

Claro que se puede hacer el bien. El natural de la persona, esta naturaleza con la que Dios nos creó, está preparada para hacer el bien; quiere hacer el bien, gime de sufrimiento cuando no hace el bien; por eso tantos sufren, porque no hacen el bien.

Tú y yo, amigo, hagamos el bien y no sufriremos tanto como los que han dado mal y saben que se han portado mal. Tú y yo, portémonos bien. ¿Por qué? Porque podemos. Yo lo tengo comprobado. Por favor, compruébalo tú mismo y verás, y sentirás, alegría en tu interior

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

7- Perdonar

 

Vlog 7 – Perdonar

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del Grupo Musical Flos Mariae. Y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “Perdonar”.

Te digo, y te lo digo de verdad; que tú, tú, puedes perdonar.

—No, no puedo perdonar, no puedo volver a ver a esta persona; me duele lo que me hizo, ya no confío en ella, aunque dice que ha cambiado, pero… me hizo mucho daño. No, no, no puedo perdonar; no, no puedo perdonar.

¿Y si te digo que perdonar no tiene nada que ver con volver a relacionarte con esta persona? Pues te lo digo, te lo digo.

—Ah… si no tengo que volver a verla, entonces… Entonces…

Entonces puedes perdonarla porque Dios lo quiere.

Dios quiere que perdonemos y podemos y debemos perdonar, porque todas esas personas que necesitan de nuestro perdón, sin nuestro perdón les será muy difícil cambiar de actitud y hacer el bien allí donde hicieron el mal; este mal que has recibido por su falta de bien. Debe saber el que te ha dañado, que le perdonas; debe saberlo cuando te pide perdón, y debes perdonarle te pida o no te pida perdón; porque la transmisión espiritual de persona a persona, semejante a la Comunión de los Santos, se recibe, se capta y hunde o levanta. Perdona a todos, porque Dios perdona a todos los que le piden perdón, y a los que aún no le han pedido perdón, cuando le pidan perdón, les perdona, les perdonará.

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

8- Apártate de los que te hacen mal

 

Vlog 8 – Apártate de los que te hacen mal

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del Grupo Musical Flos Mariae, y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “Apártate de los que te hacen mal”.

Es muy difícil, casi imposible, ser bueno, hacer el bien, cuando alguien te hace el mal e insiste en hacerte el mal, en darte lo malo; ¿y qué es el mal y lo malo? El mal y lo malo es todo lo que va contra la ley de Dios, sus Diez Mandamientos:

1- Amarás a Dios sobre todas las cosas y personas

2- No tomarás el nombre de Dios en vano

3- Santificarás las fiestas

4- Honrarás a tu padre y a tu madre

5- No matarás

6- No cometerás actos impuros

7- No robarás

8- No dirás falso testimonio ni mentiras

9- No consentirás pensamientos ni deseos impuros

10- No desearás los bienes del prójimo

Todo lo que se hace, se dice, o piensa, y va contra los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, es malo y hace el mal.

Todo el que cumple, se esfuerza, lucha, y pone su voluntad en cumplir los Diez Mandamientos, y lo hace; éste hace el bien y lo bueno.

Así de sencillo y claro es el bien y el mal.

Te ruego que lo medites en tu corazón, que vayas uno por uno a los mandamientos, y hagas el ejercicio mental de pensar, de meditar, qué mal puede hacerte o hacer a otros, cumplir con la Ley de Dios. Yo puedo decírtelo, y tú podrás decirme después de este ejercicio:

“Cumplir los Diez Mandamientos es bueno, hace el bien”.

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

9- En busca de la felicidad

 

Vlog 9 – En busca de la felicidad

 Hola amigo, soy Victoria Bellido Durán, componente del Grupo Musical Flos Mariae, y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado: “En busca de la felicidad”.

¡Qué alegría! Estás en mi misma línea; yo también estoy buscando la felicidad. No siempre soy feliz, pero sí que siempre quiero hacer feliz a Dios, porque la felicidad es ofrecer a Dios Padre, este Papá que nos creó, nuestros pensamientos, palabras y obras; esos pensamientos, palabras y obras que sabemos que le hacen feliz.

¿Y qué quiere un Papá bueno para sus hijos buenos? Quiere que nos portemos bien, quiere que hagamos el bien; quiere que su Ley, la Ley de Dios, habite en nuestro corazón, en nuestra mente y en nuestras obras de amor a Él.

Él siempre valora y agradece, nos agradece todo el bien, toda la bondad que hacemos, día a día, momento a momento. No hay nadie más agradecido que Dios. Y sí, hay un Dios que castiga, pero hay un Papá Dios que nos cubre con sus bendiciones, cuando, buscando su felicidad, hallamos la nuestra.

Amigo mío, gracias.

Y siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright 

1 2 3 18