Artículos Vlogger de FLOS MARIAE

Buenos días

   Hola amigo; soy Victoria Bellido Durán, componente del grupo musical Flos Mariae, y hoy voy a darte mi opinión sobre el tema que he titulado “Buenos días”.

   Amigo, tú necesitas afecto. ¡Sí, tú! al igual que todo el mundo.

   Puede que no te hayas parado nunca a pensarlo, pero hasta el ser humano más fuerte, valiente, sabio o independiente, necesita, espera, anhela recibir afecto. Por que las personas son sociables, y por eso mismo las personas más felices son aquellas que sienten, dan y reciben afecto. ¿Y sabes qué? Yo quiero, deseo que seas feliz, por eso estoy haciendo este videovlog; porque la felicidad es posible y está al alcance de tu mano.

   Sí, ¡claro que sí!, depende de ti y tu voluntad, a pesar de las situaciones o circunstancias que estés viviendo. ¿Quieres salvar o establecer por primera vez una buena y afectiva relación familiar?

   Si tu caso es como el de tantos jóvenes, que sólo coinciden con sus padres pocos minutos al día, y ni siquiera hablan, te digo que puedes cambiar tu relación con ellos. Es probable que al principio te resulte difícil empezar a comunicarte por la falta de costumbre, pero tranquilo; si tienes persistencia, el tiempo estará a tu favor, porque ninguna buena relación nace de la noche a la mañana.

   Así que ahí van unos tips; por la mañana, cu| o te levantes, cu| o veas a tus padres, dales un beso y salúdales con un “buenos días”. ¡Perfecto! ¡Eso es suficiente para empezar!, porque vale más un gesto que mil palabras.

   Haz lo mismo por la noche. Antes de acostarte, despídete de ellos con un beso y un “buenas noches”.

   No olvides hacer exactamente lo mismo con tu Madre del cielo, la Virgen María, y el Niño Jesús; dales un beso y un saludo por la mañana y por la noche. Y si quieres, repites.

   Haz esto y verás como tus días, tu vida… comienza a cambiar.

  Debes interesarte por tu familia, por los que te rodean: padres, hermanos, abuelos… Y ese afecto que das y darás, tarde o temprano, va a ser correspondido, y va a cambiar tu visión de la vida, porque tú vives para ser feliz y hacer felices a los que te rodean.

   Amigo mío, gracias, ¡y muy buenos días!

   Siempre adelante con la fe.

Victoria Bellido Durán
© copyright